En realidad…  no tienes por qué elegir. ¡Debes tener un diseño bonito y además rentable! 

Muchas empresas apuestan por una renovación basada en gustos personales y preferencias, sin embargo el diseño es parte fundamental en cualquier estrategia de marketing. El diseño ayuda a atraer a tu cliente potencial y a que tu marca quede anclada en su mente. Si el diseño no te ayuda a vender más, es más “postureo” que estrategia profesional. A veces priorizamos el diseño, sin enfocar el esfuerzo en rentabilizar; y otras veces el ansia por la venta termina destrozando el diseño.

Con esto en mente y para garantizar la rentabilidad de tu imagen corporativa, queremos darte unos consejos que aplicamos en Mid! Y que compartimos con los grandes profesionales del diseño. 

  1. Todo el equipo debe “respirar” la marca: Si la atención al cliente va acorde al tono de la marca o el de marketing valores afines a ella, tendremos bastante ganado. Por otro lado, es necesaria la figura del guardián de la marca, alguien que asegure que la promesa y los valores de la marca sean coherentes en el tiempo.
  2. Evita el hablar por hablar: Debemos tener algo que contar, un propósito que dé sentido a la existencia de la marca y una propuesta concreta mejore la vida en algo. Nosotros entendemos la marca como un todo, como la experiencia que viven las personas al interactuar con nosotros y, por lo tanto, sea donde sea y como sea, debemos tener algo que aportar en ese entorno y en ese momento”.
  1. Ser realista y honesto: En el mundo de la información en abierto, el mejor consejo es ser transparente y coherente a todos los niveles. Los consumidores buscan marcas que personifiquen valores con los que identificarse, por eso es fundamental que las marcas se basen en valores de sostenibilidad sólidos. No se trata de hacer “marketing indiscriminado” o de hacer lo que se lleva en cada momento, se trata de que la sostenibilidad esté en el ADN y en la misión de la empresa.
  1. Hay vida más allá del producto: El producto/servicio nunca lo es todo, aunque sea muy potente. Tienes que invertir en marketing, crear vínculos que refuercen tu imagen de marca yposicionarte en buenas localizaciones para tu público objetivo. Una marca es un conjunto de muchas cosas.
  1. Crea experiencia: Crea una experiencia atractiva en torno a tu marca y diversifica tu estrategia de marketing. Cuantos más puntos de contacto tenga el consumidor con tu marca, mejor. Además, debes invertir en medir el impacto de cada euro invertido, para entender el impacto de cada canal. La medición es clave para saber cómo acelerar el crecimiento de tu marca.
  1. Estrecha lazos: «Debes estar cerca de tus clientes porque es a través de ese espacio más íntimo donde puedes estar en contacto con ellos, escuchar sus gustos y sus opiniones. Fruto de esa interacción, nosotros entendemos qué buscan y qué debemos ofrecerles. Siempre debemos escuchar y ofrecer lo que ellos quieren. Nunca salir de ese camino”.

En Mid! sabemos que la imagen y la rentabilidad no están reñidas, sino todo lo contrario: una buena imagen te ayudará a rentabilizar tu negocio. Te lo hacemos bonito y garantizamos la rentabilidad.

Tanto si necesitas mejorar la imagen de tu empresa y no sabes por dónde empezar, como si eres de los que lo has intentado pero no has tenidos los resultados que esperabas, podemos ayudarte. 

Ponte en contacto con nosotros y menciona este blog para conseguir una auditoría gratuita para mejorar el diseño tu empresa. 

Mid! Marketing + Comunicación, #ganarjuntos