El Gobierno ha lanzado una serie de ayudas extraordinarias con las que busca frenar el impacto del Coronavirus, generar una inyección a la economía y garantizar la liquidez de autónomos y empresas.  El Consejo de Ministros ha aprobado un grupo de medidas con el objetivo principal de que tanto PYMES como autónomos puedan conseguir no sólo mantener su actividad económica, sino seguir teniendo a sus empleados activos en plantilla durante estos difíciles momentos.

Ayudas para empresas y autónomos

El Estado otorgará avales a la financiación concedida por entidades de crédito, establecimientos financieros de crédito, entidades de dinero electrónico y entidades de pagos a empresas y autónomos para atender necesidades de liquidez, fijando un importe máximo de 100.000 millones de euros. Mediante Acuerdo de Consejo de Ministros, se establecerán las condiciones y requisitos para que la línea esté operativa de manera inmediata. Para solicitarla, sólo debe solicitar e préstamo o crédito a su banco, el cual sólo operará como tramitador.

El Gobierno ha puesto en marcha otro tipo de ayudas de apoyo financiero transitorio enfocadas a los posibles problemas de PYMES y autónomos con aplazamiento de hasta seis meses y fraccionamiento del pago de impuestos previa solicitud y sin recargos ni intereses de demora. Como requisito necesario para su concesión, el deudor ya sea persona o entidad debe haber tenido un volumen de operaciones no superior a 6.010.121,04 euros en el año 2019. Además, debe tratarse de declaraciones-liquidaciones o autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso transcurra entre el 13 de marzo y el 30 de mayo de 2020. Asimismo, el aplazamiento de hasta 6 meses para el reembolso de préstamos concedidos Secretaría General de Industria de Pequeña y Mediana Empresa, a causa de períodos de inactividad, disminución de ventas o causas que impidan la posibilidad de atender al pago y siempre que se justifique como consecuencia directa del COVID-19.

Se amplía en diez mil millones (10.000.000.000) de euros el límite de endeudamiento con objetivo de incrementar estas Líneas ICO de financiación a empresas y autónomos, en especial del sector del transporte, turismo y la hostelería. De igual modo, el sector turístico tendrá un refuerzo de 200 millones de euros adicionales.

Además, como refleja el Capítulo III del Real Decreto-Ley 7/2020, las empresas que inicien o mantengan en activo los contratos de sus trabajadores en situación fija-discontinua, obtendrán una bonificación del 50% de las cuotas a la Seguridad Social por contingencias comunes.

Ayudas específicas para empresas

Para aliviar la carga económica de las empresas, queda habilitada una línea ICO (Instituto de Crédito Oficial) de financiación de hasta 200 millones de euros  para atender las necesidades de las PYMES ante la compra de equipamiento y servicios para la digitalización del trabajo no presencial.

Con el objetivo de frenar la resolución de contratos y su consecuente pérdida de empleos, y reflejado en el Artículo 33 del Real Decreto Ley 8/2020, el Gobierno ha llevado a cabo unas medidas de suspensión de contratos públicos con ampliación de plazos y compensación de salarios. Pudiendo reanudarse cuando, habiendo finalizado las circunstancias impeditivas, el contratador notifique al contratista.

Mediante la creación del nuevo Programa Acelera PYME, iniciado por la entidad pública empresarial con objetivo de incentivar el apoyo del sector privado a las PYMES a corto y medio plazo. Mediante las que pretenden asesorar de las posibilidades de digitalización al alcance de cada empresa, aplicar soluciones para llevar a cabo el teletrabajo, y reforzar la formación de las PYMES ante la digitalización.

A través de una línea extraordinaria de cobertura aseguradora, con duración de hasta 6 meses y dotada de hasta 2.000 millones de euros con cargo al Fondo de Reserva de los Riesgos de Internacionalización, dirigida a todas las PYMES españolas.

Ayudas específicas para autónomos

Este colectivo es el que mayor índice de riesgo tiene, ya que no sólo necesitan liquidez sino una mayor flexibilidad en el proceso así como una mayor rapidez en la concesión de prestaciones para poder mantener su actividad económica.  Por eso, el Gobierno ha aprobado para autónomos y societarios la suspensión de las cuotas de Seguridad Social y la exoneración del pago de las cotizaciones en caso de ERTE.

El Gobierno ha llevado a cabo una serie de ayudas de las que podrán beneficiarse tanto autónomos como societarios, cuya facturación se haya disminuido en un 75% en comparación a la media mensual del semestre anterior, o que su actividad económica haya sido cesada a causa del COVID-19.  La prestación puede suponer el equivalente al 70% de la base reguladora. Es decir, si se ha cotizado durante al menos 12 meses, el importe será el 70% de la base reguladora, pero quién haya cotizado menos tiempo, tendrá derecho al 70% de la base mínima del colectivo al que pertenece. En principio, esta ayuda ha sido otorgada sólo por un mes pero podría prorrogarse y puede ser solicitada por cualquier trabajador por cuenta propia inscrito en el régimen correspondiente. No es necesario cumplir el período máximo de cotización, sólo estar dado de alta y al corriente de pago de las cotizaciones sociales.

 

Tal como se refleja en el Real Decreto-Ley 8/2020, toda estas ayudas están sujetas al siguiente condicionante “Las medidas extraordinarias en el ámbito laboral previstas en el presente real decreto-ley estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad”.

 

Y si necesitas más información o asesoramiento, contacta con nosotros. En Mid! sabemos la importancia de mantenernos unidos ante las adversidades, por eso hemos diseñado un plan de soluciones para hacer frente al impacto que el COVID-19 puede tener en tu negocio. Ahora más que nunca, debemos actuar y trabajar juntos.  ¿Empezamos ya?

Más información sobre aplazamiento y fraccionamiento en la web de la Agencia Tributaria.

Más información Programa Acelera PYME