El Branding aplicado a tu curriculum vitae

No somos conscientes de la importancia del branding personal hasta que no visualizamos el panorama actual laboral. Nos encontramos en una época en la que para cualquier puesto al que quieras optar en una empresa vas a competir con gente tan o más preparada que tú. Estamos de acuerdo en que, llegados a este punto, salirse de lo normal y llamar la atención de aquel que tenga que contratarte es importante.

No estamos hablando de que tengas que hacer algo extravagante como llevar el pelo de un color raro o vestir de forma llamativa. Hablamos de, el que viene siendo el rey desde hace unos años, el contenido de valor. Si aportas contenido de valor tanto en la entrevista (que sería lo más optimo) como en sus pasos previos, seguro que las oportunidades de que contacten contigo en lugar de hacerlo con otra persona que tenga la misma formación que tu son muy elevadas.

EL CONTENIDO

Cuando hablamos de aportar contenido de valor nos referimos a, por ejemplo, los datos que das en tu currículum. Hay veces que es necesario orientar la información que das en tu cv al perfil que sabes que está buscando la empresa en un texto introductorio, o simplemente organizar los contenidos de una manera más vistosa u original. Para que cuando alguien lea tu información lo haga a gusto, y si quiere ir a un apartado en concreto lo encuentre fácilmente. Si llegas a la entrevista final también influirán tus capacidades para venderte a ti mismo, pero hay factores, que al igual que ocurre con los servicios y productos de las empresas, ayudan bastante.

TU HUELLA DIGITAL

Ni qué decir tiene que todo lo que haces en internet, se queda en internet. ¿Os suena el caso de Guillermo Zapata? Este Delegado Municipal de Cultura y Deportes en el Ayuntamiento de Madrid en 2015 protagonizó todo un escándalo político cuando, en ese mismo año, salieron a la luz una serie de tuits sobre temas como el holocausto o ETA con lo que él definió como “humor negro” que había publicado 4 años antes. Habían pasado años desde su publicación, pero internet no olvida, y no tardaron en salir a la luz.

Esto nos viene a demostrar que hoy en día nuestra forma de vida interconectada nos da grandes cantidades de información, pero también aporta información sobre nosotros al resto del mundo.

EL BRANDING

Las grandes empresas cuidan y trabajan su branding para que la gente las conozca como ellos quieren, cuidando su estrategia de comunicación y aportando valor.

Si lo aplicamos a nosotros mismos, es importante que, si queremos atraer posibles ofertas de trabajo con nuestro perfil, trabajemos en los contenidos que subimos a internet. Que sean cosas que demuestren el valor que podemos aportar, en este caso, en el ámbito laboral. Una foto de perfil profesional cuidada, publicaciones de temas de interés para el sector en el que trabajamos, etc. La mejor red para esto no es otra que Linkedin, ya que es la que está enfocada a los perfiles y relaciones profesionales. Pero no debemos olvidar que también es importante cuidar nuestra imagen en el resto de redes sociales, adaptándonos al contenido que sea más idóneo para cada una de ellas.

¿CÓMO LO GESTIONAMOS?

La mejor opción es ser conscientes de que lo que compartimos en nuestras redes sociales es el escaparate que tenemos para que nos conozcan todas esas personas que aún no saben quiénes somos. Debemos, por lo tanto, hacer un uso responsable y consciente de ellas. A nivel de la búsqueda de empleo podemos enfocarlo de manera que debemos tener un perfil con contenido coherente según la red en la que aparezcamos, estar actualizados y subir contenido de forma regular.

No debes olvidar que un currículum al uso como el de hace 20 años no es lo que las empresas necesitan ver, ya que hay un alto porcentaje de candidatos con muchísima preparación. Si necesitas llamar la atención crea un cv original, con información verídica, acompáñala de un buen story-telling, y véndeselas a los seleccionadores.

By |2018-05-15T10:46:32+00:00mayo 15th, 2018|Blog Mid!|0 Comments

Dejar un comentario