Neuromarketing, ¿cómo se comporta el consumidor?

Neuromarketing, ¿cómo se comporta el consumidor?

Si hablamos de neuromarketing estamos hablando de aquella rama del marketing que estudia el comportamiento de nuestros consumidores, nuestros clientes, con técnicas de investigación de la neurociencia.

De esta forma podemos saber cómo reacciona un cliente ante nuestro anuncio, nuestra página web, un blog, un post, una experiencia de compra… para así vender nuestros productos o servicios de manera adecuada a los gustos del consumidor. Hay cosas que nuestro cerebro percibe y nos influye en la toma de decisión, aunque no seamos consciente de ello. El 85% de las decisiones que tomamos son de manera subsconsciente, y solo el 15% restante las tomamos de manera realmente consciente. Así que, el conocer no solo lo que opinan nuestros clientes de viva voz, sino también, qué opina su cerebro nos dará una información más precisa sobre el proceso de compra y la recepción de la comunicación de marca.

Técnicas y métricas

Para realizar este análisis se necesitan una serie de herramientas como:

  • Encefalografía.
  • Magnetoencefalografía.
  • Tomografía de emisión de positrones.
  • Resonancia margnética funcional.

Los procesos mentales que se miden en el consumidor son:

  • Percepción visual. Seguimiento ocular.
  • Percepción auditiva.
  • Respuesta galvánica de la piel, electromiografía.
  • Ritmo cardiaco.

Finalmente, lo que se busca con estos indicadores es conocer el impacto que la comunicación de marca y sus productos o sus servicios tienen en el consumidor. A través de las emociones y motivaciones que ésta produce en su cerebro.

Aplicaciones de los resultados

La intencionalidad es que toda esta información repercuta en la comunicación de marca, los canales a través de los cuales les hacemos llegar nuestro producto o servicio al cliente, los precios, el posicionamiento…

Así diferenciamos entre tres tipos de aplicaciones del neuromarketing:

Visual: llamará la atención del consumidor a través de la vista. Un ejemplo sería el tamaño del carrito de la compra, porque cuanto más grande, más querremos llenarlo. ¿Por qué crees que los alimentos de necesidad básica están al fondo del local? La respuesta es que no queremos que el consumidor coja lo que necesita y se vaya. ¿Te has preguntado por qué en las estanterías hay veces que encuentras unas marcas más fácilmente que otras del mismo producto? Es simplemente porque los productos que estén a la altura de tus ojos serán los que posiblemente compres, por eso los productos más caros suelen posicionarse ahí.

Auditivo: captar al cliente a través del sonido. Por ejemplo, ¿por qué cuando entras en tiendas de ropa juvenil parece que estás en una discoteca? Es tan simple como que ese es el objetivo, que compres ropa para salir y que tengas la sensación alegre de estar de fiesta.

Kinestésico (tacto, gusto y olfato): los olores son otro gran aliado de las marcas, ya que los olores es lo que nuestro cerebro mejor recuerda, gracias a la asociación entre el olor y el momento. ¿No te has fijado en que cada tienda tiene su perfume característico? El objetivo es que asocies la marca, producto o servicio con lo que transmita ese olor. Por ejemplo, Stradivarius es una marca de ropa con un olor tan característico que se huele desde la esquina de la calle, y cuando llegas a casa las prendas siguen manteniendo el olor.

Neuromarketing en España

Es un método de análisis que requiere de gran inversión por parte de las empresas analistas, sencillamente porque los métodos de análisis son caros, pero sus resultados son tan buenos que cada vez se está invirtiendo más en ello.

By |2018-06-07T08:55:20+00:00junio 6th, 2018|Blog Mid!|0 Comments

Dejar un comentario